¿Cómo elegir entre formato completo o APS-C?

¿Cómo elegir entre formato completo o APS-C? Los chicos de fotografía.com nos echan una mano a la hora de elegir.

Imaginemos que ya has decidido que tu cámara compacta o bridge se te queda corta y que vas a comprarte una cámara réflex. Imaginemos también que no tienes preferencia por ninguna marca o modelo en concreto. Puestos a imaginar, imaginemos incluso que el dinero no es problema y que no influirá en tu elección. Ahora tu duda tiene que ver principalmente con el tipo de cámara réflex que vas a adquirir: con sensor de formato completo o con sensor APS-C.

Si no sabes exactamente de qué va este debate, permíteme una pequeña introducción. Las cámaras de formato completo, o full frame, son aquellas cuyo sensor de imagen tiene el tamaño aproximado de un negativo de película de 35 mm (unos 24 x 36 milímetros aproximadamente). Las cámaras con sensor APS-C tienen sensores más pequeños. Los tamaños exactos varían en función del fabricante, pero lo más habitual es que midan unos 23,5 mm x 15,6 mm.

Esos sensores más pequeños tienen un efecto directo sobre nuestras fotografías que se conoce como factor de recorte. Básicamente, lo que hacen es multiplicar nuestro campo de visión, haciendo que aprovechemos sólo un parte del encuadre. En la práctica, es como si la distancia focal de los objetivos que estamos usando se multiplicase por 1,5 (o por 1,6 en el caso de los sensores de Canon). Así, un objetivo con una distancia focal de 50 mm en un sensor de formato completo nos ofrece una distancia focal de 75 mm en un sensor APS-C.

Estas diferencias se traducen en algunas peculiaridades de cada tipo de sensor que merece la pena discutir en mayor profundidad y que, dependiendo del tipo de fotografías que queramos hacer, puede que sean una ventaja o un inconveniente.

En el caso de los sensores de formato completo, una de las ventajas más importantes es su capacidad para capturar más luz, por lo que ofrecen un mejor rendimiento en condiciones de luz escasa y generan imágenes con menor ruido, incluso cuando disparamos con sensibilidades altas. Aparte de eso, tienen visores de mayor tamaño y más luminosos, algo que facilita mucho el enfoque manual.

La gran ventaja de estos sensores es que podemos disfrutar de distancias focales de gran angular. Un objetivo 24 mm en un sensor full frame es un gran angular. La misma distancia focal en un sensor APS-C se convierte en 38 mm, que es una distancia focal estándar.

Sin embargo, una de las ventajas de las cámaras con sensor APS-C es precisamente ese factor de recorte, que es toda una bendición en determinados tipos de fotografía, como la fotografía de naturaleza o la fotografía deportiva. Gracias al factor de recorte, una distancia focal de 300 milímetros podríamos decir que “se convierte” en 450 milímetros.

Antes hemos dicho que íbamos a imaginar que el dinero no era un problema, pero por si lo fuese, también es importante mencionar que tanto las cámaras con sensor APS-C como los objetivos fabricados para ellas suelen ser más baratos que las cámaras full frame y sus objetivos. No existe una respuesta fácil a este debate. Con las cámaras APS-C puedes conseguir fotos de tanta calidad como con una cámara de formato completo, todo depende de tus necesidades, de tu forma de fotografiar y de tu presupuesto.

Vía: fotografía

Be the first to comment on "¿Cómo elegir entre formato completo o APS-C?"

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies