Aumenta el atractivo de nuestras fotos en blanco y negro

tossa-de-mar-680x451

Aunque las cámaras cada vez permiten capturar el color de forma más realista, la fotografía en blanco y negro sigue teniendo muchos seguidores. A veces es difícil explicarlo, pero hay fotos que nos piden ese acabado en escala de grises. El uso del blanco y negro desnuda a la fotografía de distracciones y centra la atención en lo que se trata de contar, potenciando el impacto en el espectador y añadiendo un determinado tono a la imagen.

Esa ausencia de color implica que tenemos que trabajar con las imágenes de una forma algo distinta. No sólo en la edición, sino desde la propia concepción de la fotografía. Stephanie Gagnon, de Green Tree Media Photography, ofrece en Picture Correct una serie de sencillos consejos a tener en cuenta para mejorar nuestras fotos en blanco y negro.

El primer consejo de Stephanie es que no todos los sujetos o todas las escenas se prestan a usar el blanco y negro. A veces el color es necesario para separar al sujeto del fondo o son las mismas tonalidades de color la que realmente hacen que la fotografía sea interesante. Por ello, antes de publicar una foto en blanco y negro es conveniente pararse a pensar en si la imagen mejora o no con el cambio. Lo bueno de la fotografía digital es que es muy fácil comparar el antes y el después para tomar esa decisión.

 Cuando decidimos pasar una imagen a blanco y negro perdemos la información del color, así que debemos dotarla de interés de otra manera. Una de esas maneras es poner el peso y el interés de la imagen en las formas y en las líneas que forman los elementos de la imagen. Debemos trabajar la composición de manera que sean las líneas las que cuenten la historia de la foto.

Del mismo modo, debemos buscar en la foto la aparición de otros elementos como los patrones y las texturas. Las texturas añaden profundidad a la imagen y ofrecen un contraste tonal. Por su parte, los patrones llaman la atención del espectador y ayudan a guiar la mirada. Ambos factores hacen que la fotografía gane en interés y atractivo. Todo lo anterior se resume además en la necesidad de buscar composiciones que logran crear impacto en el espectador y, por supuesto, recordar y aplicar las reglas básicas de la composición fotográfica.

Stephanie también nos recuerda la vital importancia de la luz, que en el caso de las fotos en blanco y negro puede ser la responsable de que una foto sea buena o no (más todavía si cabe que cuando hablamos de fotografías en color). Podemos usar la luz para crear drama, misterio y construir la atmósfera de nuestras fotografías. Al hablar sobre la luz Stephanie nos recomienda sobreexponer un poco para no perder el detalle en las zonas más oscuras de la imagen.

Los últimos consejos son de sentido común. El primero, que no configures tu cámara para disparar en blanco y negro. Dispara en color y ya tendrás tiempo después de pasar la imagen a escala de grises en el procesado. De esa forma siempre tendrás la imagen original disponible. El segundo, potenciar el contraste. En una fotos en color sólo podemos aumentar el contraste en el procesado hasta un determinado límite antes de que los colores empiecen a parecer poco naturales. Las fotos en blanco y negro admiten más contraste así que es conveniente hacer que nuestros blancos sean realmente blancos y nuestros negros, negros. Mantén siempre un ojo puesto en el histograma para no llegar a pasarte ni por arriba ni por abajo.

Vía: fotografía

Be the first to comment on "Aumenta el atractivo de nuestras fotos en blanco y negro"

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies